Girona Film Festival

 

 

Pasados unos días desde el final del Festival Internacional de Cinema de Girona, me apetece contar un poco cómo lo vivimos desde aquí, desde Invisibles.

Sobra primero que nada elogiar la iniciativa de Ignasi Valentí de incorporar por primer año un apartado de webseries en el festival.

Invisibles no ganó la noche de entrega de premios, pero solo no ganó ahí, en ese momento, porque antes y después sí ganó. El festival fue de nuevo una excusa para que los creadores de webseries no juntáramos de nuevo, nos reencontáramos los que ya nos conocemos y nos conociéramos los demás,eso es ganar.

Hubo risas, críticas, reflexiones, momentos hilarantes,demasiada poca gente de la calle en las proyecciones. Vimos cosas que nos gustaron mucho y otras que nos gustaron menos (bueno vale y otras que no nos gustaron nada en absoluto).Pero lo importante es que sirvió de impulso, de palmadita para decirnos eh! que seguimos ahí, todos. No fue un networking propiamente dicho (bueno servidor se trajo un par de contactos interesantes no nos vamos a engañar…) pero sí nos hizo un poco más fuertes,  todos, como comunidad que es creo la mejor manera de funcionar.

Espero que sea uno de los muchos festivales en los que coincidamos, espero que el año que viene nos veamos de nuevo en Girona (que seguro habrán solucionado los pequeños detalles que no funcionaron). Y que los premios, de haberlos, sean tan justos cómo en ésta ocasión (bueno un par yo los discutiría…pero no va a ser ni hoy ni aquí jejeje).

Felicidades a todos por el esfuerzo y la constancia. La constancia nos hará vencedores ya veréis.

Ah! No quiero terminar sin antes mencionar algo de lo que he sido consciente estos días en Girona. Quiero destacar… agradecer, sí, agradecer mejor, la paciencia, el apoyo incondicional, la comprensión, el ánimo, de nuestras parejas, que nada tienen que ver con este mundo (me niego a llamarlo mundillo) y están ahí creyendo (o disimulando muy bien) que algún día lo conseguiremos. Gracias amores.

Ahora sí, os dejo con el palmarés

Mención especial a la realización: Onironautas

Mención especial al montaje: Mimiek & Patchinken

Mejor webserie de animación: Cálico Electrónico

Mejor interpretación: Sara Miquel por Ruta 66

Mejor guión: Descarga Completa

Mejor Webserie: Ruta 66

Las buenas noticias existen

 

 

Sí, la prima de riesgo nos vuelve locos,el paro no para de subir, los políticos y los que no lo son mienten, roban y sobretodo nos acojonan sirviéndose de sus telediarios manipulados.

Es verdad, vivimos un tiempo jodido, hay mucha gente que lo pasa mal, pero no saldremos de aquí hasta que no cambiemos ese miedo en el que pretenden que vivamos mientras ellos siguen descojonándose de nosotros (porque estoy seguro que hay un par o tres de nombres propios que cuando llegan a sus casas pagadas por nosotros se descojonan de los idem).

Pero hay buenas noticias o al menos a mí me lo parecen, buenas e importantes, tanto como para abrir un telediario. Leía el otro día éste titular :

“¿Un trasplante de médula los curó del VIH?” 

Y de repente me dí cuenta que era el único que esperaba que el mundo se parara ante una notica similar, es cierto que la curación del paciente se ha dado bajo unas circunsancias muy muy concretas y que se sigue teniendo al paciente en observación, pero ¿qué importa? es una magnífica noticia que debería estar reuniendo a los gerifaltes de los países para ver cómo seguir por ese camino. El principio del fin de una de las lacras más devastadoras de la humanidad…pues no…

No quiero decir que los dramas cotidianos de las familias que se ven afectadas por la crisis (que bien les ha venido la palabreja a algunos para engañarnos, sobretodo a los del sector de las artes…) no sean importantes, claro que hay que hablar de ello y cada día; pero no dejemos que eso haga que no nos lleguen noticias esperanzadoras como esta y como muchas otras que seguro se nos escapan.

Vamos…es mi humilde opinión…

A orgullo pasado.

La semana pasada se celebró como cada año el Orgullo Gay.

Yo personalmente hace unos añitos que no participo de estas fiestas pero es una cuestión de edad, cada año que pasa me apetecen menos las aglomeraciones, sea por el orgullo, sea por una manifestación,sea por ir a la piscina, manías…Pero sí soy de los que reivindican este día (si es bueno o malo hacerlo con carrozas, flamencos rosas y otras cosas que no sirven para nada es otro tema dónde no me voy a meter) y es fácil rebatirles a esos que se quejan de que los heterosexuales no tienen un día del orgullo heterosexual,claro que no, vuestros derechos siempre se han dado por hecho. Me gustaría que tod@s y con tod@s me refiero a los de ambos lados, supiéramos por qué recordamos (que me parece más apropiado que celebramos) este día.

Evidentemente no voy a aleccionar a nadie, precisamente yo soy el menos indicado, pero recordemos que todo esto empieza por el enfrentamiento de un grupo de homosexuales cansados de que se vulneraran sus derechos individuales como personas, cansados de ser perseguidos y apaleados por el simple hecho de bailar con alguien de su mismo sexo, besar a alguien de su mismo sexo, querer o desear a alguien de su mismo sexo.Recordemos que el grupo de gente que en 1969 en Stonewall se enfrentó a la policía y dijo basta, empezó a luchar por nuestra dignidad y que gracias a ellos y más tarde gracias a los que en 1977 se manifestaron en Barcelona hoy podemos celebrar con toda la purpurina que es capaz de asumir el ser humano que somos iguales que el resto o  que estamos muy cerca.

Por favor que no se nos olvide, que el brillo y el baile no tape de dónde nace todo esto. Y a los que cada año por estas fechas se les desquebrajan las entrañas y desde ayuntamientos y otros puestos de mando intentan ponerle palos a las ruedas de nuestras libertades les digo que Stonewall no está tan lejos y que  miedo ya no forma parte de nuestro vocabulario

Y este sí lo voy a firmar:

Atentamente Xavi Fontana.

Felicidades.

Ayer estaba un poco estresado porque no se me había ocurrido nada para escribir éste lunes en el blog. Por suerte los amigos de MDM (imprescindible red social para los amantes del cine) me informaron del cumpleaños de Olivia de Havilland (96 años) y lo acompañaban de ésta maravillosa foto. Me reconozco un mitómano empedernido y la belleza de la foto pero sobretodo de la dama me hizo reflexionar. 

Es innegable el recorrido, talento y éxito de Olivia de Havilland pero nos llega sin ruido, sin excesivos escándalos (una mala relación con su hermana Joan Fontaine cierto, pero ¿qué leyenda tiene un currículo impoluto?) y llega a los 96 mostrando ésta elegancia y serenidad.

Y en los tiempos que corren en los que buscamos la mayoría de pulgares, retweets, +1… en el menor tiempo posible nos olvidamos quizá de qué y por qué lo hacemos… y así es cómo quiero trabajar, no quiero ruidos ni explosiones momentáneas; despacio, con trabajo con perseverancia, así es como tenemos que querer que se vea nuestro trabajo, impecable, sereno, elegante, perfecto y con la cabeza bien alta, orgullosos de haber conseguido lo que conseguiremos, con paciencia y buen hacer.

Sra. de Havilland felicidades y gracias.

Una nueva productora para más webseries

La semana pasada hablábamos de la colaboración que iniciamos con los chicos de la webserie Freaklances a través del Freaklances Project. Esta semana les queremos contar de otros dos proyectos que están muy relacionados: la serie MUTE y la productora Cabezas Rodantes.

MUTE es una comedia sobre tres teleoperadores y sus desventuras en un call center. Hasta hoy no existían series ni webseries que se ocuparan de estos personajes tan presentes en nuestra vida cotidiana, capaces de llamarnos a cualquier hora y con cualquier excusa. Nuestra familia podría olvidarse de nosotros, pero ellos no. Por lo tanto, qué menos que dedicarles un poco de nuestra atención.

MUTE es el resultado del trabajo de un equipo super ajustado: tres actores, un director, cuatro guionistas, dos editores, cuatro iluminadores, un camarógrafo, un director de casting. Vamos, en total de cuatropersonas que lo hicieron todo a la vez: Sandra Escoriza, Jesús Herrera, Julián San José y Gustavo Palacios. Muy económico, como debe ser en el negocio naciente de las webseries. Gustavo Palacios dirigió dos temporadas de nuestro thriller INVISIBLES y ahora suma esta comedia.

Por eso junto con Xavi Fontana decidimos que ya era hora de armar una productora y le pusimos el nombre de CABEZAS RODANTES. Una productora que pudiera abarcar muchos más productos que INVISIBLES y, ahora, MUTE. El propósito de esta productora es impulsar nuevas webseries y trabajos audiovisuales sin límite de género. La idea es trabajar asociados junto a los equipos de cada serie, como ahora lo hacemos junto a Julián San José, impulsando el proceso desde la concepción de una idea hasta el lanzamiento. CABEZAS RODANTES puede estar involucrada en todo el proceso o en parte de él; pero la intención es siempre la misma: crear nuevas webseries e ir mejorando los resultados en calidad, temática y optimizando cada vez más las formas de producción de las mismas.

En momentos en que los que creamos webseries debatimos el modelo de negocio para este tipo de ficción, desde CABEZAS RODANTES queremos aportar una propuesta basada en productos realizados. Y en las ganas de hacer más.

El próximo miércoles 4 de julio a las 18 h. MUTE se presentará en la sala CAMON. Allí esperamos veros, pasar un par de episodios y luego charlar de estas y más cosas.

Miedo a lo nuevo.

 

Hace unos días, para sofocar éste calor que cada día nos recuerda sin compasión que es verano me tomé un helado con la diseñadora María Uzquiano y el escritor Daniel Figuero, sí, las reuniones de artistas han pasado de la absenta a noche cerrada a la tarrina de pistacho y chocolate negro a media tarde y… hablando, hablando apareció la artista Sonia Delaunay

(apareció en la conversación obviamente, si llega a aparecer en vivo el tono de éste post sería muuuuuy distinto). Una de las cosas que más me sorprendió fue cuando María me cuenta que Sonia Delaunay en un momento de su vida, es acusada de espionaje, pero lo más hilarante es que se la acusa de pasar mensajes cifrados a través de los círculos de colores de sus obras.

Esto me hizo pensar en lo peligroso que es el desconocimiento.El miedo que le tenemos a esas cosas que desconocemos y que en lugar de intentar entenderlas las tachamos de dañinas, malignas y peligrosas o simplemente las desterramos como cosas menores. Lo podemos aplicar a mil y una situaciones de discriminación, pero también a aquellos que no entienden que hay nuevas formas de contar historias y que no por ser nuevas y quizá poco definidas ahora en sus inicios no son válidas.

Señores no se trata de salvaguardar el pastel del que han comido durante tantos y tantos años ni de que no hay pastel para todos; a lo mejor es que hay que dejar de lado el pastel y ver que quizá hoy en día la mejor opción son los muffins… o sea… las magdalenas.

“Freaklances Project”: juntando energías

¿Cómo podemos ir creciendo? Acercándonos, es una alternativa. Hace un par de semanas muchos creadores de webseries nos encontramos en The Irish Rover por iniciativa de ReTwittMad. Todos estábamos (y estamos) entusiasmados y con ganas de más. “Más” es más encuentros y más iniciativas para promover las webseries como producto y como mercado.

Días antes del encuentro, los que hacemos “Invisibles” nos acercamos a Julio Garma (uno de los creadores de Freaklances”) a quien vimos trabajar de forma muy avanzada en la comercialización de webseries. Nuestra propuesta fue que a la hora de ofertar su serie, también ofertara las dos temporadas de “Invisibles” y la primera de la comedia “Mute” que presentaremos el 4 de julio en CAMON.

La idea era sencilla: unir energías. “Freaklances” es una serie muy bien trabajada y Julio tiene una mirada comercial muy potente. Nosotros, por nuestro lado, somos productores muy activos: tenemos buenos contenidos y crearemos más, entonces ¿por qué no moverlos en conjunto?

Julio nos comentó que junto con su socio Álex Otero quieren trabajar en este mismo sentido: a través del “Freaklances Project”, apostando por una evolución de su proyecto. Así, apoyándose en el impulso de la webserie, quieren consolidarse como productora de animación y como distribuidora de contenidos.
Aplicarían el mismo sistema con el que ya vienen trabajando en “Freaklances”: intentando obtener beneficios a través de inversores y patrocinadores; desarrollando productos para agencias y empresas que necesiten contenidos específicos; promoviendo y distribuyendo nuevas creaciones; y fomentando la red de freelances creada por la propia serie para que sirva de punto de encuentro entre ellos y las empresas.

Por eso al ver que teníamos ideas similares, decidimos participar en el proyecto. Desde “Invisibles” intentaremos ayudar y aprender; sumar esfuerzos y aportar nuestras ganas de hacer cosas nuevas.
En este camino que emprendemos las webseries hay mucho por descubrir, y nos alienta mucho la posibilidad de hacerlo con otros creadores. Esperamos que este sea el comienzo de muchos otros encuentros.

¿No sudamos todos?

Sé que éste post puede no gustar. Es un riesgo que corro (uno de tantos).

Estos días en los que la selección española de fútbol hace su trabajo, estos días pasados en los que Rafa Nadal ganó su séptimo Roland Garros (felicidades, de verdad) y en esos días presentes y pasados en los que se exalta y se elogia tanto tantísimo el esfuerzo de los deportistas (ojo que no niego ni el esfuerzo ni el sacrificio), no paran de venirme a la mente compañeros, actores, directores, escritores, que también tienen una profesión dura y no exenta de esfuerzos y sacrificios.

Es una época dura, para todos (médicos, profesores,carniceros,agentes de seguros…) pero me gustaría focalizarlo, aunque solo sean tres lineas en ellos, mis compañeros, que han tenido la buena/mala suerte de hacer de su vida su profesión, su sueño. Eso es algo que no se puede evitar, créanme.

Esos compañeros que dedican horas de su vida a creer y a construir un sueño, pero no un sueño de esos con unicornios y cascadas no, un sueño que duele por dentro y por fuera. Duele cuando después de semanas de casting no consigues el papel. Duele cuando te has levantado a las 5 de la mañana para montar unas luces en un pueblo lejos, muy lejos. Duele cuando alguien menosprecia tu trabajo diciendo que esto que haces es un hobby. Duelen las horas que te has pasado estirando,entrenando y ensayando para que la coreografía salga perfecta. Duele dejar a tu familia para irte lejos a buscar ese papel que te hará triunfar  y echarles de menos en cumpleaños y días importantes. Duele cuando después te tienes que ir a servir copas hasta las 6 de la mañana.Duele cuando pasan los años y ves que la meta, o al menos el primer puerto sigue lejos.

Evidentemente que hay muchas profesiones sacrificadas, pero tengo la sensación de que a ésta en concreto, la del espectáculo y el entretenimiento no solo no la valoramos si no que la menospreciamos. Y me gustaría referirme al artículo de Juan Sardá en la edición en papel Fotogramas, él lo focaliza,evidentemete, en el cine, yo lo hago extensible a todo el entretenimiento, no lo tiñamos de ningún color, no hagamos de esto una lucha entre bandos.

Creamos y valoremos nuestros talentos, no veamos solo alfombras rojas, eso es anecdótico, detrás hay mucho sacrificio.

Y sí, claro que tiene cosas maravillosas, tantas que no caben, y esas sí, esas se parecen al unicornio y la cascada…

Ánimo compañeros. Ánimo soñadores.

¿Para cuándo un networking?

Nos enganchamos a lo que Enawebseriada apunta en su post.

En el pasado encuentro de ReTwittMad, Nacho Cuezva director  de  Malos  arrojó el guante sobre el tema, y es hora de recogerlo. De que los esfuerzos que hemos ido haciendo cada uno por su lado empiecen a concentrarse y a buscar una salida en conjunto. Queremos divertir, emocionar, que el público sea cada vez más parte de este fenómeno de las webseries.

Queremos continuarlo y para eso sin duda hará falta dinero. Pero hace falta pensar en todo:  pensar en cómo ganar después de haber creado, tanto como pensar en cómo ahorrar mientras estamos creando. La gran mayoría de nosotros somos gente de a pie que hace su trabajo a pulmón y con la ayuda solidaria de amigos y de profesionales que creen que hay que dar cada vez mejores productos. ¿No es hora de pensar entonces en el fenómeno global?

Es hora de hablar, de intercambiar puntos de vista, de ver en qué nos conectamos y en qué podemos ayudarnos. Si podemos empezar a generar pequeñas piezas en conjunto desde los distintos equipos creativos de cada webserie. Hay que crear, hay que imaginar y hay que pensar.

Encuentros para charlar, eventos para divertirnos y por qué no un buen networking que empiece a dar forma a cada una de las áreas de este mundo en expansión. Modelos de negocio, de producción, de creación, de estética, de técnica. Enseñémonos los unos a los otros, compartamos experiencias y formación. Compartamos trabajo y busquemos los mejores resultados.

Ya estamos poniendo el corazón en juego. Ahora pongamos nuestras cabezas y esfuerzos en conjunto.

Algo bueno saldrá. Seguro